estacion

Redacción Villana
82 Artículos Publicados

Fue una noche sin luna ni estrellas, bajo el calor de las velas y el sofocante aire encerrado de una carpa, bajo el efecto embriagante, adormecedor y alucinante del alcohol, me besaste, te bese, nos miramos y el deseo incontrolable de dos cuerpos cubiertos con escasas prendas que sin darse cuenta se desnudan, se besan, se acarician, se aman y de la euforia, de los gritos, gemidos y deseo pasan a la calma, una calma tan pura tan sensible e infinita, en la que los latidos del corazón ya no parecen necesarios y con la sensación de no saber dónde termina mi cuerpo y donde empieza el tuyo, maldita calma que adormece, cansancio después del sexo, el silencio, la paz y tranquilidad que acompaña el dulce orgasmo, la violencia de la penetración del calor que acompañó cada grito, cada gemido para llegar al final, al éxtasis, al eterno suspiro que detuvo el tiempo, que desaparece el espacio y desconecta la mente, y de nuevo volvemos, ¡oh dulce orgasmo, orgasmo lleno de colores. Maldita calma que me lleva al sueño, 69 noches pasaron para finalmente despertar.

1:20 am despierto bajo mis sabanas con tu rostro en mi mente y tu perfume en mis entrañas.  En la oscuridad de mi cuarto bajo las sabanas que aun huelen a ti, intento de nuevo olvidarte, 127 lunas han pasado y bajo la bóveda infinita del cielo, la bóveda que nos cubre a ambos, me encuentro despierto con los ojos abiertos con la promesa de no volver a soñar despierto.

5:20 am suena la alarma y una voz en mi cabeza pregunta por ti, estarás en la estación, te voy a encontrar, debo esperar, hoy será el día? ahí estoy de nuevo volviendo al mismo sitio, la misma estación, la misma hora, pidiendo que vuelvas.

Quisiera tener la suerte de volverte a encontrar, quisiera que la mala suerte un día se olvidará de mí, quisiera no tener que entrar a la misma estación y recorrer los pasos que un día me llevaron a ti, maldita soledad, rodeado de rostros y sombras, cierro mis ojos lo único que quiero es que cuando los abra seas tú quien esté a mi lado, pero sigo en el mismo lugar buscando tu rostro, entre las personas, personas que desconocen mi tristeza, que murmuran se burlan y juzgan, con el corazón latiendo como si no hubiera un segundo más para vivir, esperándote…el reloj marca otra vez las 7:00 am es hora de seguir.

Quisiera ser invisible, en cada bus que abordo no buscar tus ojos entre la gente, pero antes que comience el viaje y sin darme cuenta estoy pensando en ti, con la esperanza que cada bus, cada estación me lleve a ti. Dicen que la esperanza es lo último que se pierde, pero es esa esperanza la que me está matando la que me lleva todos los días a la misma hora recorriendo las huellas de un pasado, de un sueño, de una ilusión que un día fuiste tú….

Autor | Gestas

Foto |monicamartin.files.wordpress.com

Categories Para Decir
Más Contenido Villano
¿Qué Buscas?